Cómo eliminar el óxido de las puertas y ventanas sin pintarlas: 4 trucos infalibles

Es muy común ver los problemas que dejan las temporadas de lluvias, no solo la humedad que se instala en nuestro hogar sino que también las manchas marrones o de óxido en las superficies de herrería. Especialmente, podemos observar esto en las puertas y ventanas de exteriores.

Precisamente, el óxido se hace presente como una reacción electroquímica en el hierro de los metales. Por ello, con la lluvia entra en contacto y produce la corrosión y deterioro de las superficies.

La mayoría procuramos mantener nuestro hogar en las mejores condiciones, pero a veces no podemos resolver estos problemas con la prontitud que nos gustaría. Quizás, por no contar con los recursos necesarios para solucionarlo.

De todas maneras, lo cierto es que podemos hacer y mucho con pocos materiales, de modo tal que nos luzcan abandonadas las puertas y ventanas.

A continuación aprenderemos cómo eliminar el óxido de los metales con 4 trucos que nunca fallan como si estarían recién pintadas:

Cómo eliminar el óxido de las puertas y ventanas sin pintarlas

Se trata de 4 trucos para eliminar el óxido de los metales y sin que sea necesario pintarlas:

1. Cómo quitar el óxido del metal con papel aluminio

Este método nos sorprenderá mucho por los resultados que se alcanzan:

  1. En primer lugar, procedemos a cortar en tiras el papel aluminio y luego hacemos pequeñas bolitas, aproximadamente deben tener unos 3 centímetros.
  2. Después, las sumergimos en agua durante 1 solo minutos será suficiente. Inmediatamente frotamos sobre las piezas que están oxidadas. A medida que la pasamos se va rotando hasta eliminarla toda.
  3. Obviamente, no se recuperará el color original pero se detendrá el proceso de oxidación.

2. Cómo quitar el óxido del metal con limón

Sin duda alguna, la acidez del limón elimina el óxido de la herrería, veamos cómo hacerlo:

  1. Para empezar, volcamos el jugo de limón en un recipiente y le añadimos 1/2 cucharada de sal, se remueve bien ambos ingredientes.
  2. Paso siguiente, aplicamos sobre la zona donde vamos a eliminar el óxido y dejamos que actúe durante 1 a 2 horas.
  3. Para terminar, con la ayuda de un cepillo de dientes que ya no usamos o bien una esponja frotamos y retiramos los desechos de óxido.

3. Cómo quitar el óxido del metal con bebida con cola

El uso de la gaseosa con cola como solución casera, ya no es un secreto. De hecho, es un gran aliado del hogar para dejarlo impecable.

Un ejemplo de esto, para eliminar el sarro del inodoro sin químicos, nada mejor que la cola. Lo mismo sucede para eliminar el óxido de los metales.

  1. Con simplemente verter 1/4 de refresco de cola en un recipiente y con la ayuda de una brocha o pincel lo pasamos sobre las superficies oxidas, luego dejamos que actúe durante algunos minutos.
  2. Después, con la ayuda de una lija de agua le retiramos el óxido de la superficie y listo.

4. Cómo quitar el óxido del metal con bicarbonato de sodio

  1. En primer lugar, agregamos 3 o 4 cucharadas de bicarbonato de sodio en un recipiente con 1/4 de agua.
  2. Luego, con la ayuda de una brocha le aplicamos a las superficies oxidadas y dejamos actuar durante unos 5 minutos.
  3. Para terminar, retiramos el óxido con un cepillo de cerdas suaves, limpiamos con un trapo y listo. Se desprenderá el óxido que afea el aspecto de las ventanas y puertas.

Related Posts

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*