Nieta ayuda a su abuela de 94 años a cumplir su sueño de toda la vida.

Tatiana Van Campos es una influencer brasilera que jamás olvidará la emoción que sintió al poder realizar el sueño de toda la vida de su abuela de 94 años: poder conocer el mar.

La abuela de Tatiana, por distintas circunstancias de la vida, nunca logró conocer el mar y ella, que ama a su abuela profundamente, no quería dejar pasar un día más sin brindarle la oportunidad de cumplir su deseo de años y años.

¿Qué no haríamos por darles a nuestros mayores un momento de alegría? Mientras muchas personas creen que necesitan acumular bienes y objetos para ser felices, una mujer de 94 años que ya vivió y pasó por todo, encuentra la felicidad en un hecho tan simple como conocer el mar.

Doña Teresa no vivía muy lejos del mar, pero nunca pudo conocerlo. Su nieta Tatiana, lo organizó todo para poder darle esta alegría tan grande; que Teresa pise la arena y se bañe en el mar.

Ella quiso dejar inmortalizado este momento en un vídeo que subió a su cuenta de Instagram, en donde vemos a su abuelita sentada en una silla roja en el agua, mientras ambas juegan como dos niñas pequeñas.

Seguramente Teresa estaría muy emocionada, pero su nieta no podía contener el llanto. Tatiana se esforzó por llevar a su abuela al mar y no ocultó sus lágrimas de emoción.

“Hoy he cumplido el sueño de mi abuela, que a sus 94 años nunca tomó un baño en el mar. Soy demasiado emocional, ya que Dios es perfecto. Padre, gracias por proporcionarnos este precioso momento en nuestras vidas. Abuela mía, todas mis declaraciones de amor hacia ti están hechas en vida, porque así es como mereces recibir flores, en vida. Te amo más allá del infinito”, escribió Tatiana Van Campo sobre este tierno momento, mientras ambas rezaban y se abrazaban.

Los usuarios en las redes sociales también lloraron de emoción y felicitaron a Tatiana por este gesto increíble de su parte; cumplirle el sueño a su abuela.

Para Teresa fue un momento sublime, pero para Tatiana será un recuerdo hermoso y gratificante saber que le dio un día de felicidad infinito a su abuela, a quien tanto quiere.

Es tan reconfortante vivir con la idea de que hicimos feliz a otro y mucho más, cuando se trata de una persona a la que llevamos en el alma. Tatiana vivirá el resto de su vida con la paz interior que sólo da el haber sido generoso y bondadoso con alguien.

Fuente: Tatiana Van Campos

Esperamos que Teresa haya disfrutado de este momento y le deseamos muchas más visitas al mar.

Related Posts

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*