Su esposa perdió la vida y le rindió homenaje con fotos de su hija usando un vestido igual al de ella

A veces no alcanzamos a entender el por qué suceden algunas cosas en nuestra vida, que sin duda marcan un antes y un después. Todos sabemos que en algún momento vamos a partir de este mundo, dejaremos de estar físicamente entre nuestros seres queridos, pero perder la vida de una manera  inesperada y trágica es un golpe mucho más duro y difícil de superar.

Así fue el caso de este padre que tuvo que afrontar una de las circunstancias más duras de la vida. James Álvarez quiso compartir su historia en algunas redes sociales y obtuvo la receptividad y apoyo de miles de personas por su nivel de ternura.

Una noche como cualquiera James y su esposa se disponían a realizar una corta caminata cerca de su casa pues ella tenía 35 semanas de embarazo y le recomendaron realizar un poco de actividad física, lamentablemente un conductor ebrio atropelló a la mujer y fue llevada de inmediato a emergencias.

“Cuando llegué al hospital me sentía perdido, no podía asimilar lo que nos acababa de pasar, la vi volar por el aire, caer al piso y yo no pude hacer nada, todo paso muy rápido”.

Las lesiones de la madre eran tan graves que tuvieron que practicarle una cesárea de urgencia en donde lastimosamente ella no aguantó y perdió la vida.

“Fueron las horas más largas de toda mi vida, no sabía qué era lo que estaba pasando, pues nadie salía a darme ninguna información. Pero cuando vi salir al doctor supe qué era lo que había pasado dentro de esa sala de emergencias, ya mi esposa no estaba conmigo, se había ido de este mundo”.

Aunque fue un momento de mucho dolor y desesperación, James tuvo que reponerse rápidamente, ya que su hija recién nacida lo esperaba en la otra habitación.

“No digo que ha sido un camino fácil, fue un golpe demasiado duro, llegar a nuestra casa con mi hija en brazos pero sin mi esposa a un lado para que la criáramos juntos como tanto lo habíamos soñado”.

Los propósitos de Dios no los conoce nadie y este padre debía demostrar que sí se puede salir adelante, mientras exista amor y ganas.

Hoy, luego de 12 meses de la partida de su amada esposa, este increíble padre quiso hacerle un pequeño homenaje con una sesión de fotos de su hija usando el vestido que su madre con tanto amor y esfuerzo le hizo.

“Mi esposa duro meses haciendo el vestido para nuestra hija, es rosado igual que el que ella usó en nuestra sesión de fotos, por eso pienso que no podría darle un mejor regalo que este”.

No olvides compartir esta historia y déjanos tu comentario sobre este padre que sigue dando lo mejor de sí para darle todo el amor que su esposa le hubiese dado a su pequeña hija.

Related Posts

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*